lunes, 25 de abril de 2016

Andrónico Luksic: el Kenan Birkan chileno


Desde luego que como en la mayoría de las series de televisión, cualquier parecido es "mera coincidencia". Pero para más de alguno que haya visto "Ezel", los personajes creados por Kerim Catay y Pinar Bulut parecieran cobrar vida en la realidad de una forma que realmente no quisiéramos. Este es el caso del poderoso y temido Andrónico Luksic, la versión chilena y terriblemente real de uno de los villanos de la serie, el también poderoso y temido Kenan Birkan. A contiación analizamos en qué se asemejan estos dos seres tanto para el público que vio la serie y el que desea conocer las similitudes entre un supervillano turco y el "empresario" chileno:


Poder empresarial 

Kenan Birkan es de los villanos más importantes de la serie "Ezel", es uno de los personajes más preponderantes de la segunda temporada y fue interpretado por el destacado actor Halit Bilginer. Era un empresario turco, probablemente "uno de los hombres más poderosos del país", como lo describía el mismo Ezel, vivía en una mansión, tenía muchísimos empleados, y sobre todo mucho poder. Según muestran en la serie, era dueño de la empresa minera Birkan Minerals, del conglomerado comunicacional KBPress y de un banco, entre otras cosas que poseía. La versión chilena es, para quienes no lo conocen, Andrónico Luksic, un empresario, probablemente el más poderoso del país (al menos según Forbes es el hombre más rico de Chile y uno de los cien más acaudalados a nivel mundial), y es director de Antofagasta Minerals, socio mayoritario de Canal 13 y Canal 13 S.A. y también tiene a su cargo un banco, el Banco de Chile


La Justicia a su favor

Como suele suceder en la vida real, el poder de Kenan Birkan trascendía el ámbito meramente financiero, y en caso de cualquier cosa tenía santos en la corte. En la serie, Kenan evita la llegada de la policía a un tiroteo que había planificado, y cuando su nombre se ve involucrado en algunos crímenes el fiscal del caso se deshace de toda evidencia. Su nombre no podía ser enlodado. Andrónico Luksic, por su parte, ha salvado "jabonado" de varios procesos judiciales, como cuando se le acusó de "instigación al tráfico de influencias" junto a Fernando Pacheco y Gonzalo Menéndez en el caso Lucchetti en Perú. La planta de fideos que planeaban construir no podía emplazarse, debido a una disputa con la Municipalidad de Lima por motivos medioambientales, y se acusó a los "empresarios" chilenos de querer comprar a Vladimiro Montesinos, asesor de inteligencia de Alberto Fujimori, entregando un cheque de US$ 250.000, con lo cual se habrían comprado miles de cocinas que se usaron en la campaña presidencial de Fujimori. Si bien Montecinos fue condenado a cuatro años de cárcel, para los empresarios el caso fue sobreseído en 2006. Otro caso más reciente es el famoso "Nueragate" o Caso Caval, donde Luksic tras una reunión con el hijo de la presidenta Michelle Bachelet, Sebastián Dávalos y su esposa, les aprobó un préstamo de US$ 10 millones. Se investigó el tráfico de influencias nuevamente, pero aunque Luksic reconoce su responsabilidad y admite que "fue un error", no existe ninguna sanción al respecto. 


"Un hombre de placeres oscuros"

Así es como Selma Hünel, quien fuera novia de Kenan Birkan en su juventud, lo describió cuando Ezel le preguntó por pistas que le permitieran acceder al empresario. Con el acontecer de la serie se descubre que "un lugar secreto, realmente secreto, un lugar que no existe; ahí se reúnen un par de veces al año" y que al respecto "nadie sabe nada, nadie habla, si se sabe sería un gran escándalo", por lo que "nadie puede entrar ahí si ellos no lo permiten". ¿Y quiénes son ellos, se pregunta Ezel? "Eso depende, el que esté en la cima en ese momento, cantantes, actores, empresarios, puede haber todo tipo de invitados, modelos, gente de televisión actores extranjeros, quienes ellos quieran" y son invitados por personas "cuyo nombre no hay para qué mencionar". ¿Para qué se reúnen? "Para hacer lo que se les de la gana, hacen todo lo que quieren, no hay ningún límite, no hay ninguna regla", el lugar fue creado por Kenan Birkan y deja ir a sus empleados antes de que comience la fiesta, para no tener testigos. Algo parecido es de lo que se le acusó a Luksic y su hermano, junto con un lote extenso de figuras V.I.P., quienes según el periodista Francisco Martorell participaban de sendas orgías ocultas, fiestas desenfrenadas con drogas incluidas de las que nadie podía enterarse y que sirvieron a Oscar Spinosa Melo, ex embajador argentino, para extorsionar a políticos y empresarios chilenos. El libro que aborda este tema, entre otras cosas que no dejan muy bien parado al empresario se denomina "Impunidad diplomática", y su distribución y comercialización está prohibida en Chile, gracias a que Luksic interpuso un recurso ante la corte por considerarlo injurioso. Martorell recurrió a la Corte Suprema, pero fue rechazado y finalmente presentó su caso a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, donde sí tuvo una respuesta favorable, pero Chile decidió no levantar la censura aludiendo a la separación de poderes. Es más, este tema está tan prohibido en el país, que un video de Youtube donde se relataba un extracto del libro fue bloqueado por "demanda legal del Gobierno". 


"Soy todos en esta mesa, soy toda una nación"

Kenan Birkan se jactaba de su poder, sus influencias en Turquía eran tan grandes que se sentía capaz de hacer todo lo que le diera la gana. Decía: "Mi nombre es Kenan Birkan, no existe lo imposible para mí". En uno de los enfrentamientos que tiene con el protagonista, se encuentra almorzando con diversos señores de esos de cuello y corbata, y responde ante las amenzas de Ezel con un argumento para el bronce: "¿Creías que estabas peleando sólo con un monstruo? Pero yo no soy una sola persona, soy todos en esta mesa, soy toda una nación (....). Ya lo sé, has comprado mi periódico, estás utilizando mi banco, estás viviendo en mi mundo, y ¿aún quieres pelear conmigo?; estás vivo porque yo quiero, cuando quiera te elimino". Y aunque Luksic no ha dicho frases como esas, podrían resumir bastante bien su poderío, ya que como señalamos anteriormente, en un día normal de nuestras vidas podemos "usar su banco, tomar sus bebidas y ver su canal de televisión". Además sus nexos con la política han sido extensamente reportados por distintos medios y dejan entrever un empresario intocable, con contactos en el poder ejecutivo, legislativo y probablemente también en el judicial. Un resumen de sus conexiones con los dos polos políticos se puede ver en esta nota de Emol, y algunas frases que sí dijo ayer el empresario a través de un video donde se victimiza por el trato que le dio el diputado Rivas, son "si me querello y me va bien, va a ser un poderoso contra un pobre diputado", y "mi gran pecado es no haber salido antes a explicar que soy un ser humano igual que todos ustedes, que soy un poderoso, que tengo por supuesto, influencia en muchas cosas". 


Kaya, su mano derecha

En la serie, Kenan Birkan tiene un Gerente General de su conglomerado empresarial llamado Kaya, quien lo representa públicamente, le envía informes económicos y gestiona también conspiraciones, extorsiones, sobornos, etc. Luksic también tiene un hombre ancla, que hace frente a la prensa cuando nadie más habla y que es Gerente General de Quiñenco, el mayor conglomerado de Luksic. Se trata de Francisco Pérez Mackenna, quien además fue presidente de la Asociación de AFP y es hermano de Rodrigo Pérez Mackenna, ex Ministro de Vivienda y Urbanismo y de Bienes Nacionales de Sebastián Piñera. Hasta ahora podemos decir que llega sólo a eso la comparación, y esperemos que no haya más raspado en la olla. 

Para este post, quiero destacar al diputado Gustavo Rivas, independiente, quien se atrevió a decir lo que tantos chilenos piensan del empresario en la cámara, aunque inmediatamente sus palabras hayan sido borradas de las actas oficiales y lo enviaran a la comisión de ética donde arriesga sanción. Y agradezco aunque no lean español, a los creadores, director, actores y productores de la serie "Ezel", que se atrevieron a mostrarnos en televisión a un personaje acaudalado que gracias a su dinero hace y deshace a su antojo. Y para finalizar un gran mensaje, si se sienten impotentes ante los peces gordos del país, recuerden el momento en que Ezel interpela a Kenan Birkan de forma notable: 

"No se trata de estar arriba. Usted dice estar arriba, pero no es tan libre como piensa. Hay un muro entre nosotros porque usted se encerró allá adentro (...) Nosotros estamos afuera, usted está adentro porque nosotros somos muchos. Usted es más fuerte dentro de su castillo, pero nosotros somos más fuertes en todas partes a su alrededor. Tiene razón, hay un muro entre nosotros, Kenan, pasarlo es imposible; pero a mí no me da miedo entrar, admítalo, usted sí tiene miedo de salir. Si no es así de un paso hacia mi mundo, no tema, salga si es un hombre. Si es tan fácil salga de su castillo, si es tan fácil salga de su yate y de su avión, si es tan fácil salga a las calles, mézclese con la gente, entre al mundo real. ¿Cree que me tiene a mí afuera? ¡Nosotros lo tenemos adentro, Kenan! Salga de su encierro si es tan valiente"




¿Qué les parece la comparación? ¿Crees que hay algún "Kenan Birkan" en tu país? Comenta en el blog y recuerda "cualquier parecido con la realidad es sólo coincidencia"...
Milza López Web Developer

Morbi aliquam fringilla nisl. Pellentesque eleifend condimentum tellus, vel vulputate tortor malesuada sit amet. Aliquam vel vestibulum metus. Aenean ut mi aucto.